Inicio | Costa Rica y la ratificación del Acuerdo de París

Blog

Costa Rica y la ratificación del Acuerdo de París

Justo a tiempo con la entrega del instrumento de ratificación a Naciones Unidas, Costa Rica entra al selecto grupo de Partes de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (CMNUCC) que han ratificado el Acuerdo de París. Y no solo eso, sino con el tiempo preciso para participar en lo que sería la Primera Conferencia de las Partes del Acuerdo de París (CMA, en la jerga de la Convención), que tendrá lugar durante la próxima cumbre climática, la COP22, que se celebrará en Marrakech, Marruecos, del 7 al 18 de noviembre.

El país también estará presente en la COP22 con la presidencia de la Asociación Independiente de Latinoamérica y el Caribe (AILAC), un grupo de negociación integrado también por Chile, Paraguay, Perú, Colombia, Panamá, Honduras y Guatemala; una posición que, sin duda, tiene mayor peso con la ratificación.

La cumbre climática de París marcó un hito pero la de Marrakech también tiene todo para lucirse porque es precisamente cuando el Acuerdo de París entrará en vigor, lo que a todas luces superó cualquier expectativa que pudiera existir previamente. Para que así fuera, al menos 55 Partes de la Convención que sumaran como mínimo el 55% de las emisiones globales de gases de efecto invernadero (GEI) debían ratificar el acuerdo y sucedió. Desde que grandes emisores de gases de efecto invernadero como China y EE.UU decidieron hacerlo, la cosa pintaba bien.

Así que esta entrada en vigor del Acuerdo de París, que tendrá lugar el próximo 4 de noviembre, implica que en Marrakech se lanzará formalmente el órgano de gobierno de este acuerdo, que es el CMA, y con ello se espera el reforzamiento desde ahora de las acciones de mitigación y adaptación  al cambio climático que fueron incorporadas en las contribuciones nacionales o planes climáticos de los países.

Además, se busca reforzar los flujos financieros y el desarrollo de mayores capacidades y un nuevo marco tecnológico para apoyar también la acción de los países en vías de desarrollo y los más vulnerables.

Veamos si esta voluntad de muchas de las Partes, reflejada en la pronta ratificación del acuerdo y que incluye a Costa Rica, la logramos, como humanidad, traducir en acciones integrales y de peso que reduzcan sustancialmente las emisiones y nos preparen de la mejor forman ante los inminentes impactos del cambio climático. 

Artículo publicado en El Financiero de Costa Rica el 13 de octubre de 2016.